jueves, abril 26, 2007

¡Llegó el otoño!


Finalmente y despues de tantos días de calor absoluto ahora sí llegó el otoño... Es interesante ver como todo cambia con las estaciones, por que en Venezuela estamos acostumbrados al invierno y verano, y aquí puedo ver como todo va cambiando según la época del año en que estamos. Estos días por cierto, se presentan mucho mas frios, el sol ya no calienta como antes y las hojas de los árboles están regadas por doquier.

martes, abril 24, 2007

Mi familia :)



Aquí estamos todos. Mi esposito, la esposita, Daniel y Vanessa, dejando atrás los días en los que se podía salir con franela :P

Estos días


La primera vez que uno de mis hijos me habló con modismos chilenos casi me da un infarto. Aún estaba en la etapa de negación en la que apostaba cualquier cosa por decir que no estaría mas de tres meses en este lugar, y ya ellos hablaban con un acento extraño al nuestro. Como venezolana que quiere a su país muchísimo, es muy difícil ver como sus hijos se adecuan a una nueva forma de expresarse. Lo primero fue el acento con que hablaban todo, pero poco a poco fueron agregando modismos que resultan a veces chocantes a mi oído. Al comienzo pensé en corregirlos, decirles como se deben decir las cosas, y luego me dí cuenta -pero que pasa? si aquí los extranjeros somos nosotros!- Es mi deber mantener mis tradiciones venezolanas lo mas arraigadas posibles, pero tambien es mi deber, dejarlos ser, dejarlos adaptarse a esta nueva cultura, para que no se sientan extraños a esto que ahora están viviendo.

Cada vez que los oigo me doy cuenta lo fácil que es para ellos adaptarse a las nuevas situaciones. Nosotros tambien tenemos que hacerlo. Quién sabe si algún día termine diciendo: ¿Como estai?, poooooh y cachai de manera natural.

lunes, abril 23, 2007

No puedo dejar de pensar...


Es difícil tratar de olvidarse de lo que pasa en el país. Muchos salimos buscando una nueva oportunidad, y tratar en cierta forma, de desligarnos del tema político para así darle un futuro mejor a nuestra familia. Pero resulta que una vez que estamos acá, y no se si por la misma preocupación de las personas que dejas, el tema político sigue siendo igual de preocupante. Leí por ahí que ahora que estamos afuera podemos dejar de ver a Chávez, pero nosotros mismos ahora afuera buscamos verlo. Veo con mucha tristeza el hecho de que el punto mas álgido de nuestra lucha por salir del "mounstruo" paso hace varios años. Concretamente en abril del 2002 y a partir de ahí el ánimo ha venido decayendo. Ya no hay la misma euforia, y peor aún, ya no hay la misma esperanza, y cada día que pasa vamos entrando mas y mas a una etapa de conformismo, donde mientras mas tiempo pasa, pues menos saldremos de "Él". Claro, igual yo no estoy en Venezuela, igual alguien puede decir que me pude quedar a luchar por mi país, y quizás sea así, pero ante el temor de lo que esta pasando y de que una sóla gota no hace tempestades, nosotros decidimos salir por el bien de nuestos hijos.

Si llegan a cerrar RCTV y a pesar de que cuando estaba en Venezuela prefería ver tv por cable, igual será a mi parecer un golpe duro a la democracia. Por que no es el hecho del cierre en sí, sino la aptitud, es el hecho de que no por pensar diferente, o lo que es peor aún, por una pataleta de "el innombrable", cierren un canal de tv, como si fuera lo mismo que cerrar una puerta, sin ningún esfuerzo, y sin darle la debida importancia, solo hacer que otras personas cumplan con tus deseos, por muy absurdos que parezcan.

viernes, abril 20, 2007


He tenido unos pocos momentos libres en mi trabajo, y se me ha hecho casi obsesiva la cuestión de los blogs, jajajajajaja... bueno es mientras tengo un poco de tiempo libre... antes mi único tiempo libre se iba en torturarme viendo páginas de política y la sección de sucesos de cualquier periódico Venezolano. Bueno em realidad me fue de mucha ayuda durante el tiempo de negación que viví aquí al inicio, servían para ver por que estoy aquí y no allá. Igual es muy difícil, sino imposible a pesar de todo el caos en el que estabamos en Venezuela y decir que no estabamos felices. Es increible lo diferente de la cultura de cualquier país. Me imagino que los que están mas lejos sufrirán esto aún mas. Sin embargo es un cambio difícil. La comida por ejemplo fue durante mucho tiempo una tortura. A decir verdad soy bastante necia con lo que como, no me gustan mucho los vegetales, ni las verduras, cosa que aquí se come mucho. Además normalmente mi comida era bastante "condimentada" por decirlo de alguna forma y aquí ni siquiera la sal es salada. Por otra parte, otra cosa que recuerdo me desagrada bastante es el hecho de que estoy acostumbrada a tomar bebidas frias, sean jugos o refrescos, y aquí parece que decirle a alguien que le eche hielo es casi una grosería. Bueno igual yo pido hielo por que no hay nada mas desagradable que una cocacola "natural".

jueves, abril 19, 2007

Mi primera entrada

Aquí me encuentro, estudiando y analizando el tipo de ideas que quiero plasmar en mi blog. No es este el primer intento, pero este será el definitivo.

Hace unos días estuve pensando en que ya el mes que viene será un año de que estemos aquí. Ja... recién llegué habría pensado que no resistiría mas de 6 meses aquí, y es que a pesar de que estoy relativamente cerca, es duro salir de tu país y dejar a tus afectos, mi mami, papi, mi hermano y todos mis amigos. Además somos personas acostumbradas al calor y llegar a un sitio frio donde los días son cortisimos deprime aún mas. Al inicio de esta aventura en este país, mentiría si digo que no lloré nunca... de hecho, los primeros meses lo hacía todos los días. Y es que se extraña todo, la familia, la gente, la comida... incluso el desorden general en el que vivíamos en Venezuela, todo eso hace falta, incluso ahora, solo que ya el corazón no tiene lágrimas así que solo se recuerda con nostalgia.

Mis primeros meses aquí fueron difíciles especialmente para mí, por que mi esposo trabajaba y a mis niños los tuve en un jardín, la que no hacía nada era yo, una persona acostumbrada a trabajar siempre y de paso con este condenado frio que me llegaba a los huesos, a pesar de que como ya dije... no estoy tan lejos y no hace tanto frio.

Ahora siento que estamos un poco mas tranquilos, mas estables. Ya tengo trabajo, así que ya tengo en que ocupar mi tiempo y mi mente... y ahora me doy cuenta de lo rápido que pasa el tiempo y bueno... ya casi un año aquí, preparandonos nuevamente para el invierno, pero ya con la experiencia previa de saber lo que nos espera.